Compromiso con el desarrollo sostenible

En el marco de la semana Laudato si´, este artículo recopila varias de las líneas de acción relacionadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas que la UM impulsa a través de programas de estudio, investigaciones y proyectos académicos
Imágenes de la vida en la UM: alumnas frente a una computadora, un estudiante escribiendo en un pizarrón, una alumna junto a una persona mayor en una actividad de voluntariado y una de las islas de reciclaje de la universidad.

“Paradise” de la banda británica Coldplay, “Destina” de la cantante turca Nükhet Duru y “Pa´l que se va” del uruguayo Alfredo Zitarrosa son tres de las canciones que integran la “Enviro List” de Spotify creada por estudiantes internacionales de la Universidad de Montevideo (UM). La lista es resultado del programa “4S´s for a Sustainable World”, que tiene el objetivo de ayudar a los alumnos a involucrarse con el desarrollo sostenible.

Hoy termina la semana Laudato si´, con ocasión del aniversario de la publicación de esa encíclica del Papa Francisco, en 2015. El documento, que se convirtió en referencia mundial en materia de desarrollo sostenible, presenta un vínculo estrecho con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), publicados por Naciones Unidas pocos meses después de la encíclica.

En sus programas de clase, proyectos académicos, investigaciones y acciones diarias, la UM promueve el impulso del desarrollo sostenible. La institución fue la primera universidad uruguaya en figurar en los Times Higher Education Impact Rankings, que miden el trabajo de las universidades en relación a los ODS.

El proyecto “4S´s for a Sustainable World” forma parte del Latin America Global Semester, impulsado por la Dirección de Relaciones Internacionales, a través del cual estudiantes internacionales pueden seleccionar cursos de universidades de tres países: la Universidad de Piura en Perú, la Universidad Panamericana en México y la UM en Uruguay.

Las cuatro “S” del programa responden a los verbos: seek (buscar), en relación a la búsqueda de una actividad con la potencialidad de impactar en un gran público, por ejemplo una lista de Spotify; select (seleccionar), referido a la selección de personas cuyo trabajo es coherente con los valores de la Universidad y que pueda contribuir a alcanzar los ODS, por ejemplo, cantantes cuya obra vaya en línea con los problemas ambientales, económicos o sociales; support (apoyar), vinculado al apoyo de esas personas, en este caso, con la creación de una lista en Spotify; y spread (propagar), es decir, promover la acción, como puede ser dar a conocer a un público amplio la lista de canciones.

El proyecto incluyó un debate público sobre desarrollo sostenible, en el que participaron 200 personas.

Los ODS en el mundo de la investigación  

El compromiso con el desarrollo sostenible forma parte de la investigación que impulsa la UM. Varios de los proyectos del Centro de Investigación en Economía Aplicada están vinculados a este tema. Algunas de las áreas de estudio son Economía de la Salud, Economía de la Educación y Desarrollo, y Economía Política.

Además, los estudios del profesor Marcelo Caffera, doctor en Economía de los Recursos Naturales por la Universidad de Massachusetts, se enmarcan dentro del área de la Economía Ambiental. Recientemente, el Washington Post lo entrevistó para un podcast en relación al discurso de Joe Biden durante la Cumbre Mundial del Clima. Caffera también es fundador del Observatorio Ciudadano de Vertidos Industriales de Montevideo.

Actualmente, FCOM —a través de su incubadora de Investigación (I-FCOM)— lleva adelante el proyecto de investigación “Pandemia, estilos de vida sostenibles y comunicación: una encuesta a profesionales uruguayos”.

Sumado a esto, estudiantes de Comunicación participaron este año en el proyecto “Comunicación para salvar al planeta”. A partir de una invitación de la facultad, el Instituto Nacional de la Juventud (INJU) presentó una convocatoria para organizaciones jóvenes del país que trabajan sobre el eje ambiental de desarrollo sostenible. El llamado tenía el fin de conectar a las organizaciones con los alumnos de FCOM para recibir de ellos asesoría en comunicación con el objetivo de dar a conocer su trabajo y generar mayor impacto.

Otra iniciativa vinculada al desarrollo sostenible de FCOM fue “Comunicar el campo: conexiones entre jóvenes para ampliar la conciencia agropecuaria”, que fue el resultado de un llamado de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Uruguay y el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Por otro lado, el Centro de Innovación en Organización Industrial (CINOI) de FIUM lleva adelante el Programa de Logística Sustentable Uruguay (PLSU) que tiene el fin de integrar, generar y poner en práctica conocimiento para lograr una mejora en la logística del transporte de carga en el país. En este marco tuvo lugar el Premio de sustentabilidad, con el apoyo de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII) y el Ministerio de Transporte y Obras Públicas, que tiene el objetivo de reconocer a empresas que destaquen por la incorporación de prácticas sostenibles en distintas áreas de logística. 

El CINOI también ha impulsado distintos estudios vinculados a este tema. Uno de ellos fue el de transporte de carga sustentable (que tuvo lugar entre 2018 y 2020) y fue financiado por la Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE).

Investigadoras de la Facultad de Derecho (FDER) trabajan en un paper académico sobre los mortinatos y los derechos de las mujeres, que se enmarca en el quinto objetivo de los ODS: igualdad de género y empoderamiento de la mujer.

Con efecto expansivo: desarrollo sostenible en programas de clase y actividades académicas

La Facultad de Comunicación (FCOM) implementa este tema a través de las asignaturas “Comunicación para el desarrollo”, del programa del último año de la carrera de grado, y “Responsabilidad Social Empresarial”, materia de la Maestría en Dirección de Comunicación, en donde se abordan directamente los ODS y los criterios ESG (por sus siglas en inglés Environmental, Social y Governance). Además, desde el primer año de la carrera de grado, los estudiantes tienen una introducción al tema a través de algunas clases del curso “Comunicación Estratégica I”.

Asimismo, FCOM organiza desde hace varios años la Semana de Comunicación para el Desarrollo, días durante los cuales tienen lugar seminarios y charlas vinculados a ese tema.

La Licenciatura en Economía de FCEE incluye la materia “Economía Ambiental”. Una asignatura con el mismo nombre, pero enfocada a estudiantes de postgrado, forma parte de la currícula de la Maestría en Economía.

Dentro de esa facultad, la carrera de Dirección y Administración de Empresas ofrece la materia “Emprendimientos Sociales”. El objetivo del curso es que los alumnos comprendan las oportunidades que tiene el sector privado para contribuir a la innovación y al impacto social, y adquieran herramientas para diseñar soluciones a problemas sociales.

Para esto, los alumnos trabajan durante el curso en el desarrollo de la solución a un problema social o ambiental de una organización. El desafío debe estar alineado a por lo menos uno de los ODS. Actualmente, los estudiantes trabajan en proyectos que van desde la Economía circular, como son una plataforma para el rescate de alimentos en supermercados Ta-Ta y la gestión de residuos en distintas cervecerías de Uruguay, hasta el apoyo a grupos desfavorecidos, a través de la gestión y capacitación de voluntarios en Fundación Bensadoun Laurent y hogares de ancianos, y la gestión de donantes, comunicación y presupuesto en bancos de sangre.

Durante el primer año de carrera, los alumnos de Magisterio abordan los siguientes temas en la asignatura “Geografía”, que llegarán en el futuro cercano a muchos escolares: repercusión del consumo sobre el medio ambiente, cambio climático, efecto invernadero, contaminación de los recursos hídricos, legislación de protección al monte nativo y la Convención sobre los Humedales de Importancia Internacional, denominada Convención de Ramsar. Además, durante el tercer año de la carrera estudian la fauna y flora de Uruguay en la asignatura “Ciencias Naturales”.

Dentro de la Facultad de Ingeniería (FIUM), el Centro de Producción Más Limpia tiene como misión ofrecer formación a profesionales y compañías, con el objetivo de que produzcan más, al menor costo posible y reduciendo el impacto ambiental. Además, busca generar conocimientos sobre las tendencias de producción más limpia, promover la investigación en ese campo y conectar la academia con el mundo empresarial para crear soluciones. En julio de este año, recomenzará el curso Producción más limpia para una Economía circular.

Estudiantes FDER participan desde hace muchos años en un consultorio jurídico en el que atienden casos de personas de contexto crítico que no tienen la posibilidad de acceso a un abogado particular. Además, en 2020 FDER firmó un convenio con la Fundación Pro Bono Uruguay, por el cual se convirtió en la primera clearing house del trabajo Pro Bono en Uruguay. Esto implica ser un nexo entre aquellas personas que no pueden acceder a un servicio legal y los estudios jurídicos que con su trabajo pro bono pueden asumirlo. Así, contribuyen a la defensa de los derechos humanos en el continente americano. En el último año han trabajado en dos informes: uno sobre migración y refugio, y otro sobre la elaboración de amicus curiae en tribunales relativos a derechos humanos.

Como parte de este programa, FDER participó en el primer encuentro con la ONG Casavalle de Pie y los estudios jurídicos Ferrere, Guyer & Regules, Hughes & Hughes y Posadas, Posadas & Vecino, que tuvo el fin de promover un acceso a la justicia más igualitario. La cooperación a esta ONG implica una serie de eventos en vivo a través de redes sociales para que los vecinos de Casavalle consulten dudas sobre temas legales. 

Actualmente, diez estudiantes de esta facultad participan en el Concurso de Derechos Humanos organizado por American University y dos alumnas fueron seleccionadas para una pasantía de seis meses en la Corte Interamericana de Derechos Humanos: una de ellas la está finalizando y otra la comenzará en agosto. 

Una cultura de estudio y trabajo

El departamento de Vida Universitaria impulsó en 2020 una serie de medidas destinadas a promover una cultura de apoyo al desarrollo sostenible entre los estudiantes, profesores y personal de la UM. Estas acciones incluyen un plan de ahorro energético, por el cual más del 90% de la luminaria pasó a ser led; la instalación de islas de reciclaje en todas las sedes; la búsqueda de eliminación de plásticos de un solo uso en la Universidad, para lo que estudiantes del primer año de carrera recibieron botellas reutilizables; y el reciclaje de papel. 

Asimismo, el Voluntariado de la UM (VUM) organiza actividades sociales que tienen como objetivo promover en los estudiantes una cultura de colaboración y solución de problemas sociales.