26.03.2020 |

El efecto del COVID-19 en las empresas de Uruguay

El CINOI realizó un estudio para conocer el impacto de la pandemia del Coronavirus en las empresas

El COVID-19 está causando una crisis que debe ser monitoreada para poder enfrentarla de la mejor manera. Por ello, el Centro de Innovación en Organización Industrial (CINOI) de la Universidad de Montevideo, en el marco del proyecto ProDigital de la Agencia Nacional de Desarrollo, realizó una encuesta con el fin de dimensionar el impacto que la pandemia puede tener en las empresas e instituciones uruguayas.

Hasta el jueves 19 de marzo de 2020 se obtuvieron 542 respuestas. De las instituciones en que trabajan los encuestados, el 10% tiene hasta 4 empleados, el 19% entre 5 y 19, el 23% entre 20 y 99 y el 48% más de 100. La encuesta tuvo más respuesta en las empresas de mayor porte, lo que demuestra una presencia amplia de estas en el mundo digital. 

Aunque en la muestra hay un alto porcentaje de empresas grandes, lo que no refleja la distribución de empresas en Uruguay, hay algunos resultados interesantes a destacar. Los encuestados creen que el COVID-19 va a tener un alto impacto económico en la mayoría de las empresas uruguayas y ya están tomando distintas medidas para contrarrestarlo. Especialmente, prevén que afectará a la liquidez de las MiPYMES. Desde el CINOI, se continuará monitoreando el efecto del COVID-19 sobre las empresas. 

A continuación, se presenta un resumen de los resultados obtenidos hasta el momento por el CINOI.

¿Qué tan preparadas estaban las empresas al comienzo de 2020 para el trabajo remoto?
El 64.2% de los encuestados describieron que en su empresa, a comienzos de 2020, ya existía la posibilidad de trabajar de manera remota, por lo menos para ciertas tareas y en determinadas condiciones. Varias empresas explicaron que ya contaban en ese entonces con la tecnología necesaria, pero solo se usaba para dar flexibilidad a sus funcionarios y en ocasiones puntuales. Muchos de ellos comentaron que convertir el trabajo remoto en una práctica usual implica no solo tener la infraestructura necesaria, sino tener una cultura de trabajo remoto.

¿Qué impacto económico estiman las empresas que tendrá el coronavirus en ellas?
El 47.1% de los encuestadas considera que el COVID-19 va a tener un alto impacto económico en su empresa. En las organizaciones encuestadas se teme por el efecto que tendrá la expansión de la pandemia en la economía local y mundial. También, el mayor impacto que se señala se origina por los clientes, ya que prevén que disminuya la demanda y que sus clientes tengan dificultad para hacer los pagos.

De los diferentes sectores encuestados, los más comprometidos serían los sectores de industria y comercio. El 67% estima que esta crisis tendrá un impacto grande en sus empresas. Esto puede deberse a que consideran que, ante una cuarentena obligatoria, el 44% de las empresas de industria y comercio deberá cerrar y el 46% deberá dejar de realizar sus principales actividades.

¿Cuánto creen las empresas que afectaría su funcionamiento una cuarentena obligatoria por el coronavirus?             
Solo el 16.2% de las empresas encuestadas no verían afectado su funcionamiento por el COVID-19. Como mayor obstáculo para el funcionamiento remoto se identificó que las principales actividades de valor de la empresa deben realizarse en forma presencial. Este se considera el caso de tareas como: la interacción directa con el cliente, la entrega de mercadería o actividades en la agricultura y en la producción en industrias manufactureras. Además, los encuestados señalan como obstáculos que la documentación esencial está en papel o que solo se puede acceder desde el lugar de trabajo y la falta de tecnología adecuada para que todos los trabajadores realicen sus tareas remotamente. Otros obstáculos que se mencionan son las trabas culturales y los problemas para garantizar la seguridad informática.

En cuanto al desabastecimiento, la mayoría de las empresas (81%) indicaron no tener problemas en este aspecto. Sin embargo, a pesar de no sufrir las consecuencias, están tomando distintas medidas para contrarrestarlo. En particular, varios encuestados señalaron que ya habían realizado compras anticipadas y aumentaron su stock, particularmente aquellas que necesitan insumos del exterior, al haber visto el avance de la pandemia en el mundo en los meses anteriores. Otros encuestados declararon haber fortalecido la comunicación en toda la cadena de suministros u optado por proveedores alternativos. 

Con respecto a las medidas que se están tomando en las empresas, los encuestados destacaron la incorporación del trabajo remoto. Esto se da especialmente en oficinas y se puede dar de forma total o parcial, afectando solo algunos empleados. También, varios resaltaron la posibilidad de hacer turnos de trabajo o guardias para evitar el contacto. Una de las medidas más adoptadas es la mejora de la higiene y la limpieza en los lugares de trabajo, como realizar procedimientos sanitarios para evitar contagio además del uso de jabón y alcohol en gel. En algunos casos incluso se usan tapabocas y guantes. Muchos mencionaron como guía para estas medidas las recomendaciones del Ministerio de Salud Pública. Por último, varios encuestados señalaron que han fortalecido la comunicación con los clientes y proveedores de forma online.

Para leer la nota publicada en el diario El País hacer click AQUÍ