20.04.2017 |

“El deporte promueve valores”

La egresada de Comunicación de la UM Inés Solari estudia el Máster en Dirección y Gestión del Deporte en la UPF Barcelona School of Management

Egresada de Comunicación de la UM y fanática del fútbol, Inés Solari decidió realizar un máster relacionado al deporte y, ¿qué mejor lugar que Barcelona? Así, viajó en setiembre de 2016 para comenzar el Máster en Dirección y Gestión del Deporte en la UPF Barcelona School of Management, que finaliza en junio de este año.

Además de estudiar junto a profesores de primer nivel, Inés trabaja en la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB), por lo que, entre otras cosas, tuvo la oportunidad de colaborar en el área de comunicación del campeonato Copa del Rey.

Como intentaría hacer más de un uruguayo apasionado del fútbol que viajara a Barcelona, un día se acercó al barrio de Luis Suárez para ver si se encontraba con él. Fue con un amigo del máster, que es holandés e hincha del Ajax, donde jugó el delantero uruguayo, para “probar suerte”. Cuando llegaron a su casa, Suárez salía en auto con su familia. Inés le pidió para sacarse una foto. Su amigo también se lo pidió, pero en holandés, y Suarez le contestó en el mismo idioma.

En la siguiente entrevista, la graduada de la FCOM habla sobre su experiencia en una “ciudad llena de vida” y sus planes a futuro.

¿Por qué decidiste estudiar Comunicación y por qué elegiste la UM?

Estudié Comunicación porque me gustaba mucho la publicidad. Siempre me atrajo mucho esta industria y me entusiasmaba la idea de poder conectar marcas con personas. Elegí la UM porque, a diferencia del resto de las universidades, ofrecía la posibilidad de combinar las diferentes áreas de la Comunicación. Fue gracias a ello que tuve la oportunidad de descubrir nuevas herramientas que complementan el sector publicitario y especializarme también en la comunicación corporativa.  

¿Cómo surgió la idea de estudiar el Máster en Dirección y Gestión del Deporte en la UPF Barcelona School of Management?

Siempre me gustó mucho el deporte, no tanto la práctica como el consumo. Soy muy fanática y seguidora del fútbol local e internacional. En este máster busqué, inicialmente, la posibilidad de combinar la Comunicación con el fútbol y, al final, encontré la oportunidad de ir más allá y combinarla con el mundo del deporte en general. La industria deportiva está en constante crecimiento. En una nota de La Vanguardia del año pasado, uno de los directores del máster, Carles Murillo, menciona que solamente en Catalunya este sector genera una facturación de más de 3.5 millones de euros; garantiza al menos 15.000 puestos de trabajo y cuenta con alrededor de 500 empresas (sin contemplar a los 12.000 clubes y asociaciones deportivas que existen en la región).

Además del impacto económico que tiene el deporte —en Catalunya y en resto el mundo—, cumple con una función social, es decir, el deporte es una herramienta promotora de valores (ya sean positivos o negativos) que afecta a nuestra sociedad. Creo que hay muchas oportunidades para explotar este aspecto de forma positiva y generar cambios que puedan beneficiar a las personas, así como también contribuir con el desarrollo de prácticas adecuadas del deporte en sí mismo y de su gestión responsable. En nuestro país, por ejemplo, hay mucho para hacer en materia deportiva, pero para poder generar un cambio es fundamental conocer a fondo la industria y contar con las herramientas necesarias para llevarlo a cabo. 

¿Cómo es la vida en Barcelona?

La vida en esta ciudad depende mucho del ritmo que uno elija llevar. Actualmente, estoy estudiando y trabajando. El equipo docente de la universidad es increíble, ya sea por su trayecto, por su capacidad o por su experiencia. Trabajo en la Asociación de Clubs de Baloncesto (ACB), institución responsable de la liga local de básquet (Liga Endesa), Supercopa de España y Copa del Rey. Barcelona una ciudad llena de vida en donde siempre hay algo para hacer. El ámbito que más disfruto es el deportivo.

Como mencionaste, el deporte es una actividad en auge en la actualidad, ¿qué opinas sobre su profesionalización en todo el mundo y hacia dónde te parece que tendría que apuntar Uruguay en este sentido?

Lo bueno —y al mismo tiempo lo malo— que tiene Uruguay, es que hay mucho por hacer a nivel deportivo. No hay presupuesto, pero sí existen formas de obtener financiación para llevar a cabo grandes proyectos. Es muy difícil poder generar un cambio. Mientras las cosas “funcionen”, en muchos casos, quienes están a cargo no demuestran interés en mejorarlas. Siempre es más fácil mantener un proyecto, que buscar vías para expandirlo y animarse a arriesgar un poco más. España es un país que apuesta mucho por el deporte y por sus deportistas. Tiene centros de alto rendimiento en donde trabajan, en conjunto con las federaciones, para garantizarles a los deportistas profesionales condiciones óptimas para sus entrenamientos y actividades. En cambio, en Uruguay el deporte no es prioridad en la agenda, no hay un gran compromiso con el deportista y a fin de cuentas se le termina exigiendo muchísimo (como en el caso de los JJOO o de cualquier competición, ya sea nacional o internacional).     

¿A qué te gustaría dedicarte cuando obtengas el título?

Como mencioné al principio, me entusiasma la idea de poder conectar a las marcas con las personas; más aún cuando esas marcas son impulsoras de grandes experiencias. Me gusta mucho el marketing deportivo y el patrocinio, así como también la organización de eventos deportivos. En estos meses, tuve la suerte de haber podido trabajar en la ACB y asistir, en esta oportunidad, a un gran equipo de profesionales en el área de atención al cliente, ticketing y comunicación de la edición 2017 de la Copa del Rey. Fue una de las mejores experiencias que viví. A nivel profesional fue muy enriquecedor, aprendí muchísimo y pude experimentar desde dentro la gestión y desarrollo de un evento de esta dimensión. A nivel deportivo y de espectáculo, también fue increíble: excelentes partidos, mucha intensidad y un gran ambiente.