16.03.2017 |

Alumnos de FHUM se capacitaron en Salamanca

Once estudiantes y egresados de la Licenciatura en Traducción de la UM viajaron a Castilla y León para participar de un curso intensivo, especialmente diseñado para ellos, de interpretación simultánea

Seis egresadas y cinco estudiantes del último año de la Licenciatura de Traducción de la UM viajaron este verano, junto a otros tres estudiantes de la UDELAR, a Castilla y León, más precisamente a la Universidad de Salamanca. El motivo del viaje fue un curso de interpretación organizado especialmente para ellos, gracias a la iniciativa de algunas estudiantes y a la profesora de la UM Sara Infantozzi, que estudió su carrera de grado en la emblemática universidad, y planteó la capacitación a profesores de ese centro de estudios.

Los alumnos Paula Chiarino, Mariel Kozynski, Lucía Sánchez, Catalina Sánchez y Héctor Vianna y las egresadas Belén Panzera, Florentina Preve, Lucía Elhordoy, Valentina Mercatini, Sofía Muró y Carolina Méndez participaron del curso intensivo de interpretación simultánea en la universidad cuyas construcciones contrastan la mezcla de una arquitectura cargada de elementos decorativos góticos y mudéjares con edificios de fachadas despejadas y geométricas, reflejo de los 800 años de actividad ininterrumpida que cumplirá la institución el año que viene.

La capacitación consistió en cuatro horas diarias de práctica en cabinas especiales con profesores de primer nivel, incluido un ex intérprete de las Naciones Unidas. Los docentes de Salamanca destacaron el entrenamiento y la preparación de los alumnos de la Facultad de Humanidades y Educación. En la siguiente entrevista la estudiante Paula Chiarino y la egresada Belén Panzera cuentan su experiencia:

¿En qué consistió el curso de interpretación simultánea?

Paula Chiarino: Fue un curso intensivo de naturaleza práctica. Eran cuatro horas por día, y la mayoría del tiempo estábamos dentro de las cabinas, interpretando. Queríamos aprovechar al máximo los recursos de la universidad, sobre todo las cabinas dobles y simples de interpretación. Cada día se abordaba una temática diferente (medio ambiente, salud, instituciones, etc.). Cuando terminábamos con un discurso, los profesores dedicaban unos minutos a darnos una devolución y enseguida pasábamos al siguiente.

¿Cómo surgió la propuesta de ir?

Paula Chiarino: La propuesta surgió de alumnas y egresadas de la UM que habían cursado las materias de interpretación en la carrera de Traductorado y les encantaron. Hablaron con la profesora a cargo de las asignaturas, Sara Infantozzi, y le manifestaron un gran interés por realizar algún curso para profundizar lo aprendido. Sara estudió su carrera de grado en la Universidad de Salamanca y al volver de visita a ese lugar, planteó la idea a los profesores y entre ellos lo armaron. Así fue cómo surgió el curso. Cuando Sara nos lo propuso, a todos nos encantó la idea. Había 14 cupos (por la cantidad de cabinas) y se llenaron enseguida. Nos inscribimos todos los que cursamos Interpretación Simultánea en la UM en el segundo semestre de 2016. 

¿Cómo fue la experiencia de estudiar en la Universidad de Salamanca, una de las más antiguas y prestigiosas del mundo?

Belén Panzera: Fue una experiencia genial. Fuimos a la universidad durante el periodo de exámenes, por lo que vivimos la ciudad un poco vacía de estudiantes. Esto, sin embargo, nos permitió disfrutar de la USAL de una manera diferente, un poco más relajada. Rápidamente nos hicimos nuestro lugar en el laboratorio de interpretación, cada uno de nosotros tenía su cabina propia, aunque no se nos hubiese asignado una específica de manera formal. Esto de volver todos los días a la misma cabina nos dio un sentimiento de familiaridad, parecido al que sentimos en los pasillos de la UM. Los docentes nos hicieron sentir muy cómodos y hasta nos llevaron a las llamadas “caballerizas”, lugar donde se reúnen frecuentemente los estudiantes para tomar un café o almorzar entre clases. 

A la hora de comenzar a interpretar, ¿sintieron tener las herramientas necesarias?

Paula Chiarino: Me sentí muy preparada para el curso. Sara Infantozzi es una excelente profesora y nos dio una base sólida, a pesar de que la materia de Interpretación Simultánea de la UM dure solo un semestre. Ya estábamos familiarizados con varias estrategias y ejercicios, el curso en la Universidad de Salamanca nos brindó la posibilidad de afianzar mejor —a través de la práctica— los conocimientos que ya teníamos.

Además de lo académico, ¿qué sienten que aprendieron y se trajeron de vuelta del viaje y del curso? ¿Fue un antes y un después? ¿Por qué?

Belén Panzera: Sin duda fue un antes y un después. Tuvimos docentes excelentes, incluido un ex intérprete de las Naciones Unidas. El curso me hizo darme cuenta, con 100% de certeza, que la interpretación es lo que me apasiona y en lo que quiero seguir formándome. Del viaje me traigo muchos conocimientos, muchos caminos que recorrer y sin duda un grupo humano genial que se formó naturalmente en dos semanas de convivencia.