24.10.2017 |

La huella del deporte y la vocación de servicio

La cancha de rugby del Comcar lleva el nombre de un exalumno de la UM, quien dejó su huella en la institución a través de la promoción del deporte

Hace unos días se inauguró la cancha Carlos Arboleya en la Unidad 4 de Santiago Vázquez. El espacio está destinado a la inclusión, a la mejora de la convivencia y a la promoción de la comunidad a partir del deporte. Lleva el nombre de un exalumno de la UM por su participación en programas deportivos en el centro carcelario. 

Carlos Arboleya egresó de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía de la UM. Juega en la Selección Uruguaya de Rugby, da clases de este deporte en el centro educativo Los Pinos y es parte del staff Técnico Charrúa con las selecciones M18 y M19. Además, participa del proyecto piloto de rugby en el Comcar que lleva el nombre “Pelota al medio de la Esperanza”.

Arboleya expresó al respecto: “Me llena de orgullo, de alegría que este tipo de cosas se estén haciendo y que sea a través del Rugby. Además, implica ayudar a este pedacito de la población que, en muchos casos, no tienen oportunidad.”

En cuanto a la idea del proyecto, Arboleya contó: “Me parecía algo interesante para hacer. Siempre hay una crítica, que dice que no se puede hacer nada, que la gente de allí no tiene remedio, y así es como se pierde la calidad de persona. Sin embargo, nunca me identifiqué con ese pensamiento”. Fue entonces que, viendo el ejemplo de iniciativas similares, Carlos se acercó al centro junto con el Voluntariado UM (VUM) e inició el proceso. Un año más tarde se realizó la primera práctica en el centro carcelario.

La situación de las personas privadas de libertad, para Arboleya, significa una lucha para salir de la trayectoria del crimen. Un proceso del cual el jugador de rugby quería ser parte: “Me pareció que yo podía aportar y lo empecé a hacer desde el lugar que me compete. Y ¿qué es lo que sé hacer yo? Jugar al Rugby. Eso lo podía compartir”.

Con la inauguración de esta cancha, el proyecto iniciado en el 2010, como una idea planteada en el VUM, ahora toma forma y está consolidado al incluirse en el Ministerio del Interior con el plan “Pelota al medio de la Esperanza”. Arboleya agregó: “Obviamente no fui yo el encargado de todo, es imposible hacerlo solo. Muchísimos voluntarios ayudaron. En la primera intervención también estaba la UM y, ahora, es el programa del estado”. 

*Foto: Twitter @RugbyUruguay